close
close
Menu
Día 4

Día 4

Si tenéis la suerte de disfrutar de un cuarto día Tesalónica, podéis aprovechar para hacer una agradable excursión por los alrededores de la ciudad. Podréis admirar la gloria pasada del Reino de Macedonia en el yacimiento arquelógico del museo de Vergina. Si tenéis tiempo, subid hasta la cima del Olimpo, el monte de los antiguos dioses, o recorred las rutas del vino de Tesalónica y del norte de Grecia, y degustad los mejores vinos en una de las bodegas que se pueden visitar de la asociación Vinos del norte de Grecia. En verano os esperan las espléndidas playas del golfo Termaico, de la península calcídica y de Pieria para que gocéis del mar y del sol.

Pincha aquí para más información.



Y para aquellos que prefieren quedarse en la ciudad: ¡aún queda mucho por ver! Podéis dirigiros al este, hacia la calle Vasilissis Olgas, donde las familias más acaudaladas de Tesalónica mandaron construir entre finales del siglo XIX y princicipios del s. XX

suntuosas mansiones, muchas de las cuales aún siguen en pie a día de hoy. La mayoría se han convertido en museos y espacios culturales abiertos al público. Podéis seguir uno de los recorridos temáticos que tenéis a vuestra disposición (itinerario otomano, judío, arquitectura moderna).

Pincha aquí para más información.




Proseguid hacia el este y tomaos un café o probad la gastronomía griega en la zona de Aretsou. La calle Nikolau Plastira está repleta de cafeterías, restaurantes y psarotavernes, restaurantes especializados en pescado, desde donde podréis observar un bellísimo atarceder con vistas al mar.

Por la noche la diversión os espera en los bares de las calles peatonales Iktinou y Zefxidos, en el corazón de la ciudad.

Facebook Twitter Google+ Pinterest
X

Right Click

No right click