close
close
Menu
Historia de Tesalónica

Historia de Tesalónica












Tesalónica es una ciudad con una larga historia, que ya comienza con su fundación entre el año 316 y 315 a.C. De sangre real, ya que el nombre de la nueva ciudad se debe a Tesalónica, hermana de Alejandro Magno e hija de Filipo II, rey de Macedonia. La ciudad experimentó un rápido desarrollo gracias a su situación geográfica, hasta el punto de convertirse en uno de los puertos más importantes, así como el epicentro económico y comercial de la región de Macedonia y de la península balcánica durante los sucesivos 2300 años.

Los innumerables monumentos que la caracterizan son testigos de su larga historia. Están abiertos al público y son de fácil accesibilidad. Así, conviven con los habitantes/residentes y cuentan interesantes historias sobre distintas civilizaciones, religiones, épocas, etc.

Antes de recorrer la ciudad, te invitamos a leer la historia de Tesalónica para comprender su significado y el porqué del orgullo que sienten los tesalonicenses por su pasado.

  1. Prehistoria
  2. Fundación de Tesalónica – Periodo helenístico
  3. Periodo romano
  4. Periodo bizantino
  5. Periodo otomano
  6. Storia recente/moderna

La región/localidad/ciudad de Tesalónica ha estado habitada desde la Prehistoria, según muestran los yacimientos/descubrimientos arqueológicos más antiguos, pertenecientes al periodo neolítico, alrededor del VI-V milenio a.C. / 6000-5000 a.C.

De acuerdo con/Según las hipótesis, el primer asentamiento se produjo en Thermi, que ha dado el nombre al golfo Termaico (también conocido como golfo de Tesalónica, y se halla en la actual región/yacimiento de Karabournaki.

Existen otros asentamientos de menor tamaño que se encuentran en las regiones de Tumba, Stavroupoli y Polichni.

Casandro, el ambicioso rey de Macedonia, tras haber ganado la batalla por la sucesión al trono de Alejandro Magno, fundó en torno al 316-315 a.C. la nueva ciudad reuniendo 26 pequeños asentamientos. La denominó Tesalónica en honor a su mujer y hermana de Alejandro.

Gracias a su posición estratégica en la zona más nórdica del golfo Termaico y la más amplia del Mar Egeo, la ciudad prosperó convirtiéndose en un centro de actividad económica, así como en un importante centro comercial y base naval del Reino de Macedonia.

Tesalónica fue construida siguiendo el modelo de las antiguas ciudades griegas en lo que se refiere a las instituciones democráticas, lugares de culto religioso, órganos comerciales e instituciones tales como la Asamblea del pueblo o el Parlamento.

Además, en el 187 a.C. se acuñaron las primeras monedas con el sello/inscripción de Tesalónica (ΘΕΣΣΑΛΟΝΙΚΗΣ) tras la creación de una fábrica de la moneda propia/de su propia fábrica de la moneda.

En el año 168 a.C, el rey macedonio Perseo fue derrotado por el general romano Lucio Emilio Paulo. Tesalónica se transformó en la capital del segundo distrito administrativo romano de Macedonia y desde el 148 d.C., tras la creación de la provincia romana de Macedonia, era la sede permanente de la Administración romana.

Los romanos mejoraron su posición estratégica con la construcción de la Via Egnatia. Así, la ciudad se convirtió en el punto de encuentro entre el Mar Adriático, el estrecho de los Dardanelos y Asia Menor, conectando igualmente las ciudades a las orillas del Danubio con el Mar Egeo y con los puertos del Oriente.

Cabe mencionar que el orador romano Cicerón vivió en Tesalónica durante algún tiempo. Debido al rechazo por parte de los tesalonicenses a proporcionar un refugio para los asesinos de Julio César, Bruto y Casio, que huyeron a Macedonia, la ciudad fue recompensada por los romanos declarándola una “ciudad libre” (civitas libera) en el 42 a.C., lo que les obsequió con privilegios extraordinarios. De este modo, Tesalónica se estableció como centro de atracción no solo para los residentes de las zonas circundantes, sino también para numerosos extranjeros provenientes en su mayoría del Oriente (principalmente egipcios, sirios y hebreos). Era un prominente centro urbano, cosmopolita para la época, una ciudad de mentalidad abierta, con aceptación para las diferentes religiones e influencias extranjeras.

El apóstol Pablo visitó la Tesalónica romana en el 50 a.C. Las semillas de sus enseñanzas dieron fruto hasta que creció hasta el consiguiente establecimiento de la comunidad cristiana de la ciudad. Sus dos “Epístolas a los tesalonicenses” están consideradas como los pasajes más antiguos del Nuevo Testamento.

Durante el reinado de Galerio Maximiano, se construyeron gloriosos monumentos que a día de hoy aún siguen en pie en la ciudad. Algunos ejemplos de ellos son Rotonda, el Arco del triunfo (también conocido como Kamara), el Palacio Real y el hipódromo.

Muy pocas ciudades han estado tan ligadas a su patrón como tesalónica. Durante el reinado de Galerio, San Demetrio, un joven oficial del ejército romano, se convirtió al cristianismo, y port al motive al morir fue martirizado en Tesalónica y santificado así como patrón de la ciudad. La Iglesia de San Demetrio “Agios Dimitrios” sigue siendo un lugar de peregrinaje en todo el mundo.

Una vez que la capital del imperio romano fue transferida de Roma a Constantinopla a manos de Constantino el Grande en el 330 d.C., Tesalónica adquirió un papel aún más importante en el campo de la política y de la batalla/estrategia/ejército, ganándose/recibiendo el apelativo/apodo “La primera después de la primera”. Durante el

Entre el siglo V y VI d.C., Tesalónica sufrió violentos ataques por parte de los pueblos eslavos.

El imperio bizantino fue objeto de invasiones por parte de varios pueblos, entre los cuales se encontraban los búlgaros, que amenazaron su integridad.

En el 904 d.C., los piratas/corsarios sarracenos infligieron/llevaron a cabo múltiples saqueos en Tesalónica hasta que los normandos tomaron el relevo/se apoderaron de la ciudad durante nueve meses en el 1185.

Los cruzados de la Cuarta Cruzada conquistaron la ciudad de Constantinopla y poco después tomaron Tesalónica, que siguió sometida/bajo su control durante los siguientes/próximos/sucesivos veinte años.

Los conflictos internos de Bizancio tuvieron su auge en Tesalónica en el 1342 con el movimiento de los zelotes, una secta compuesta por adeptos de clase baja y media que se enfrentaron a los nobles. En un principio prevalicieron/se impusieron los zelotes, pero finalmente fueron derrotados en el 1349. Tras un breve periodo de dominio veneciano, la ciudad fue conquistada por los otomanos/pasó a formar parte del reino Otomano en el 1430.

Due to its economic and cultural growth, at the end of 9th to the beginning of 10th centuries, the suitable circumstances both in commerce and culture, occurred, so as to become the uprising place of two persons destined to mark the Christian world. It’s brothers Cyril and Methodius who Christianized the Slavs, while Cyril invented Slavic Alphabet. Read more here (link In the footsteps of Cyril and Methodius).

The Byzantine Empire was raided repeatedly by numerous enemies, including the Bulgarians. In 904 AC Thessaloniki will experience acts of savagery and looting by the Saracen pirates, followed by the Normans who conquered the city for three months in 1185 A.C. Moreover, during the 4th Crusade, Constantinople was taken over by the Crusaders, as well as Thessaloniki, a conquest lasting for 20 years.

Gracias a la prosperidad económica y cultural, entre finales del s. IX y principios del s. X, la ciudad vio su mayor esplendor en el comercio, la cultura y en las letras/literature/humanidades, creando las circunstancias ideales para el aprendizaje de dos jóvenes que posteriormente marcarían el mundo del cristianismo: los hermanos Cirilo y Metodio. Evangelizaron los pueblos eslavos y Cirilo creó el alfabeto eslavo. Pincha aquí para más información (link con la influencia de Cirilo y Metodio).

Numerosos académicos/eruditos originarios de la ciudad así como el lego consideran el siglo XIV como el Siglo de Oro/Edad Dorada de la cultura en Tesalónica, ya que experimentó una serie de cambios culturales, tanto en el plano artístico como en el spiritual. Entre ellos se encontraba Gregorio Palamás, uno de los teólogos más distinguidos del siglo XIV y el exponent principal del movimiento hesicástico.

En el 1430, Murad II conquistó Tesalónica, que quedó bajo dominio del Imperio
Otomano hasta el 1912. La ciudad permanece/permaneció prácticamente desierta puesto que la mayor parte de los habitantes huyó a las zonas circundantes, otros fueron masacrados y algunos fueron vendidos en los mercados de esclavos de Oriente.

La mayoría de las iglesias fueron transformadas en mezquitas, mientras que solo algunas de las más pequeñas pudieron continuar ofreciendo sus servicios a los fieles cristianos. De todos los monasterios existentes, el único que sobrevivió al periodo otomano fue el monasterio de Vlatadon, que a día de hoy sigue activo. Durante esta época, se contruyeron seminarios, mercados cubiertos, baños, fuentes y monumentos tales como la Torre Blanca, símbolo de Tesalónica.

En el 1492 tuvo lugar un acontecimiento que cambió radicalmente la geografía humana/ demografía/antropología/sociología de la ciudad. Llegaron entre 15 000 y 20 000 judíos que habían sido expulsados de España: su presencia impulsó la actividad comercial e industrial de la ciudad, que se consolidó como comunidad multicultural.

El considerable desarrollo del comercio durante el s. XVIII hizo que muchos países occidentales establecieran sus consulados en Tesalónica. Así, gracias a la prosperidad económica, la ciudad adquirió de nuevo su carácter cosmopolita.

La Revolución griega de 1821 contra los turcos llegó hasta Tesalónica, justamente cuando por aquel entonces (1821-1823) la región de Macedonia ya empezaba a ser escenario de numerosas revueltas que fueron reducidas con gran violencia. A finales del siglo XIX, se implantaron las primeras vías ferroviarias que conectaban Tesalónica con Skopje, y desde allí con Europa y Constantinopla/Estambul (se llamaba Const. hasta su ocupación en 1919, q pasó a llamarse Estambul). Asimismo, se introdujeron los primeros tranvías/carros tirados por caballos y aparece el gas y las primeras industrias. Tesalónica se convierte de esta forma en una moderna ciudad europea.

En el 1903, el Comité de Bulgaria, que pretendía ganar nuevos territorios en la región de Macedonia, inició una serie de movimientos militares que llevaron al estallido de la Lucha de Macedonia (1904-1908).

Mustafá Kemal Atatürk, el reformador y primer Presidente de Turquía , nació en Tesalónica en 1881. Su liberación supuso un gran hito para la historia de la ciudad. Fue llevada a cabo por el ejército griego que entró en la ciudad tras la firma del acta de rendición del 26 de octubre de 1912, el mismo día del santo patrón San Demetrio.

La Grecia non prese parte alla Prima Guerra Mondiale al momento dello scoppio, ma ciononostante fu utilizzato il porto di Salonicco dalle forze dell’Intesa per i rifornimenti dell’esercito alleato: tra il 1915 e il 1916 affluirono un gran numero di soldati francesi e inglesi.

Nell’estate del 1917 scoppiò un grande incendio che distrusse la maggior parte del centro storico di Salonicco lasciando circa 73.000 abitanti senza tetto e disoccupati. Dopo l’incendio la città tentò la rinascita, frenata dalla catastrofe dell’Asia Minore nel 1922, influenzando negativamente le nuove condizioni socio economiche per la Grecia.

Con lo scambio greco-turco delle popolazioni, rattificato dal Trattato di Losanna del 1922, si insediaorno a Salonicco 10.000 greci profughi dall’Asia Minore, dalla Tracia Orientale e dal Ponto. Inizialmente il grande afflusso di rifugiati greci aveva creato notevoli problemi, che furono superati e la città conobbe un nuovo impulso.

Nel 1941 i Tedeschi entrano a Salonicco. La conseguenza più tragica dell’occupazione tedesca nella storia della città è stata lo sterminio della comunità ebraica. Nel 1943, 46.091 Ebrei di Salonicco furono deportati nel Campo di Concentramento di Auschwitz-Birkenau e soltanto 1950 fecero ritorno.

Salonicco è tornata a respirare l’aria della libertà nel 1944.

Facebook Twitter Google+ Pinterest
X

Right Click

No right click